Corpus Christi en Marchena, Sevilla

Si te gusta el artículo, Valórame.
1 Voto2 Votos3 Votos4 Votos5 Votos (1 Votos, media: 5,00 de 5)
Loading...Loading...
Gracias.
Actividades Off

El 19 de Junio tendrá lugar en la Villa de Marchena un acontecimiento importante. Es el día del CORPUS CHRISTI.
La ciudad se va trasformando los días previos a la procesión de Corpus; sus balcones y fachadas se engalanan con colgaduras, guirnaldas, banderas, flores, etc., dando la sensación de estar realizando un viaje al pasado, a pleno siglo XVIII. La plaza Ducal se engalana con banderas y colgaduras. El Corpus Christi es una de las fiestas religiosas sevillanas de mayor arraigo y la de Marchena es especial.

El ambiente se vuelve festivo en Marchena, la noche de vísperas de la procesión, se procede al montaje de magníficos altares que realizan las hermandades, asociaciones, conventos y vecinos para participar en el tradicional concurso de Altares y Fachadas así como conciertos de música por el recorrido.

Concluye esta importante fiesta con una Solemne Procesión que parte de la Iglesia Matriz de San Juan Bautista. En el Cortejo Procesional podemos destacar tres Pasos: El Niño Hermoso, la Inmaculada Concepción y, sobre todo, la Custodia de Francisco de Alfaro de 1575 que cobija el Santísimo Sacramento.

Reliquias, Representantes de las Instituciones (Eclesiásticas, Civiles, Militares…) Asociaciones Religiosas, Niños de Primera Comunión y Personajes como el Pertiguero nos recrean un Desfile muy hermoso y emotivo que merece la pena ver.

Igualmente, los restaurantes participan en lo que llamamos la Ruta de la Tapa, en la que podéis degustar los mejores platos de la Campiña sevillana y que este año comprende desde el 14 al 22 de junio. 

Para los más pequeños también se monta un parque de atracciones.

¿Se puede pedir más? ¡Hay otra Sevilla esperando a que la descubras!

Artículos Relacionados

Sobre Nosotros

Avenida Cristina Hoyos, número 12 Tomares Sevilla 41940 España
+34 611 097 995
info@principiacreativa.com
www.salporsevilla.es

Sólo para tus ojos