Gloobo – Volar en Globo en Sevilla y Andalucía

Si te gusta el artículo, Valórame.
1 Voto2 Votos3 Votos4 Votos5 Votos (4 Votos, media: 5,00 de 5)
Loading...Loading...
Gracias.
Actividades Off

Disfruta con Gloobo de un Paseo en globo inolvidable, experimenta la sensación de flotar. Descubre una forma diferente de viajar llena de nuevas emociones en todas las estaciones del año. Incluye un completo desayuno-almuerzo, bautismo del aire con cava, sombrero de vuelo y diploma. Disfruta de una auténtica aventura. Hay otra Sevilla… por el aire. Déjate llevar por el viento hacia el lugar de donde vienen los sueños…

 El vuelo

Falta poco para que amanezca y el grupo de pasajeros y el equipo de Gloobo tomamos café en el punto de encuentro. Tras charlar y conocer a quienes serán nuestros compañeros de viaje, subimos todos a los vehículos 4×4. La aventura acaba de comenzar. Físicamente es imposible tener vértigo pero lo nuevo y lo desconocido te producen una especie de cosquilleo en el estómago. En pocos minutos estamos en el campo de despegue en Gerena. Hoy se ha elegido esta localidad para aprovechar al máximo los vientos predominantes de este día.

Los pasajeros que lo deseen pueden colaborar enarbolando el globo. La maniobra de hinchado dura unos 30 minutos. Al principio sorprende mucho porque no te imaginabas el globo tan grande. Después del montaje, el piloto enciende los quemadores y el globo se pone en pie. Es hora de subir a bordo de la aeronave, colocarse el sombrero de vuelo y aguzar los cinco sentidos. Una vez en el aire es el viento quien decide el rumbo. Ascendemos lentamente, al menos en apariencia, y el silencio es impresionante, sólo interrumpido a veces por el sonido del quemador con cada llamarada. Además, al ir cambiando continuamente de altitud, es como si viéramos amanecer más de una vez.

Observas la naturaleza a vista de pájaro y sientes que estás haciendo realidad el sueño original de todo ser humano, volar. ¿Quién no soñó volar alguna vez? Impresionan la calma y serenidad reinantes, la sensación de movimiento es casi imperceptible mientras te dejas hechizar por las vistas tan maravillosas del Corredor Verde del Guadiamar, los naranjales, los olivares y los campos de girasol…

Volar en globo es flotar suave y ligeramente en un lugar donde el tiempo ha dejado de existir. Mientras te dejas llevar por la fascinante sensación de estar suspendido en el cielo, comprendes que no se trata tanto de viajar como de ser libre. Lejos de los asuntos y preocupaciones terrenales, piensas que volar en globo es una especie de metáfora de la vida. Sabes de dónde saliste pero el destino es incierto y desconoces las sorpresas que te aguardan. Y esto precisamente es lo que hace que sea una aventura, como la vida misma. El poeta portugués Fernando Pessoa dijo que “Los viajes son los viajeros. Lo que vemos no es lo que vemos, sino lo que somos.” Y algo así sólo se puede experimentar de muy pocas maneras en la vida, y una de ellas es volando en globo.

Transcurridos 60-70 minutos de vuelo, el piloto va localizando el lugar donde aterrizar. Tras 4-5 intensas horas compartidas, hemos tenido el privilegio de gozar de esta nueva y fascinante percepción del mundo. Una vez en tierra, el equipo de rescate viene a recogernos. Mientras tanto, vamos recogiendo el globo. El equipo de tierra nos lleva al punto de encuentro. Nos dan un excelente buffet, nos bautizan con cava y nos entregan nuestro diploma con nuestro nombre aeronáutico y finalmente brindamos por los suaves vientos y por el próximo vuelo.

Aunque ya hayas sobrevolado algún lugar en globo, siempre se descubre algo nuevo, alguna vivencia diferente que te hace regresar. A veces necesitamos buscar de nuevo esa esencia que nos envuelve cuando llegamos a un sitio y que se echa de menos cuando no estamos allí.

En el momento de poner los pies de nuevo en tierra, la emoción y la felicidad de haber flotado en las nubes se mezcla con la tristeza de que la aventura se acabó. Pero el final de un viaje siempre es el inicio de otro. Nunca se termina de viajar…

El equipo de Gloobo

El equipo de Gloobo, con más de 20 años de experiencia conjunta en el mundo de la aerostación y la ingeniería, obtuvo la Mención Especial del Jurado en los Premios Sevilla Joven 2010. La constante atención sobre la seguridad y la calidad son sus señas de identidad. Disponen de la mayor flota de globos del sur de la península, ofreciendo vuelos en diferentes puntos de Andalucía, como el Aljarafe sevillano, la Alhambra de Granada, la Mezquita de Córdoba, Ronda y su tajo, Arcos de la Frontera y su lago, y más…

Vuelan todas las épocas del año. Cada estación confiere al paisaje una apariencia diferente y única. Una zona de vuelo puede cambiar mucho de una estación a otra, ofreciendo paisajes completamente diferentes y sensaciones distintas. Por todo ello no es necesario esperar a la primavera para volar en globo pues los cielos y paisajes invernales suelen dar como resultado vuelos inolvidables.

Si tienes una empresa, aprovecha las ventajas del globo aerostático ofreciendo una publicidad original e innovadora.

Disfruta de un paseo en globo inolvidable y experimenta la sensación de flotar. Perfecto como regalo, compra tu pasaje con fecha ABIERTA.

Y para disipar temores, el globo aerostático es estadísticamente el medio de transporte aéreo más seguro que existe.
¿A qué esperas para reservar tu vuelo en globo? ¡Descubre una forma diferente de pasear, otra perspectiva de la naturaleza!

Contacto

Teléfono: 955 11 09 55

Dirección de correo electrónico: info@gloobo.es

Sitio Web: http://www.gloobo.es

Síguelos en Facebook: https://www.facebook.com/vuelaenglobo
Y en Twitter: https://twitter.com/paseos_en_globo

En la galería de imágenes, bautizo del aire de la directora de la revista Sal por Sevilla, Teresa Romero, como “Princesa de Doñana”. El equipo de la revista da las gracias al fenomenal equipo de Gloobo por un día mágico e inolvidable…

Artículos Relacionados

Sobre Nosotros

Avenida Cristina Hoyos, número 12 Tomares Sevilla 41940 España
+34 611 097 995
info@principiacreativa.com
www.salporsevilla.es

Sólo para tus ojos