Arte Barroco en Marchena

Si te gusta el artículo, Valórame.
1 Voto2 Votos3 Votos4 Votos5 Votos (4 Votos, media: 4,00 de 5)
Loading...Loading...
Gracias.
Sal por Sevilla Off

La villa de Marchena se sitúa en la Campiña de Sevilla por cuyas llanuras discurre uno de los afluentes del río Guadalquivir,  el río Corbones. En esta ciudad conviven recuerdos romanos con los de los recintos fortificados árabes. Torreones y murallas… Lugares de los que Marchena no pudo escapar.

La historia es la historia. Esta localidad, con el paso del tiempo, no pudo evitar dejarse influenciar por el barroco, mucho más siendo una villa ducal y de señorío. Este lugar, además de poseer obras correspondientes a otros estilos artísticos, destaca por su barroquismo que se manifiesta en distintos ámbitos de las Bellas Artes: arquitectura, escultura, pintura y artes menores.

Iniciamos nuestro paseo deteniéndonos ante un magnífico ejemplo del barroco religioso marchenero. Estamos junto a un templo donde nos sorprenden las almenas de sus muros. Es la Parroquia de San Juan Bautista. Ante nosotros, un monumental edificio de grandiosas y equilibradas proporciones. Esta construcción de principios del siglo XVI nos atrae por su fachada a dos niveles y las hermosas columnas toscanas bajo los arcos de medio punto de la planta baja. Un jardín con mirador se asienta en la parte posterior en uno de los torreones almenados. Ha llegado el momento de conocer el barroco religioso de Marchena.

Entramos en la parroquia de San Juan, la más valiosa de la ciudad, donde se halla el Museo Parroquial de Zurbarán. Son tantas las joyas artísticas que amparan sus muros centenarios que podríamos estar aquí durante horas. Este templo, que fue concebido por manos góticas y mudéjares, guarda en su interior obras renacentistas y barrocas. Impacta el retablo mayor, auténtica alhaja maestra del arte sevillano, así como otras menores en las naves laterales cargadas de intenso barroquismo.
El coro musical es singular, excelente, adaptado a la importancia musical que desarrolló esta pequeña catedral. De hecho, la tradición perdura y para ello se esfuerza la Academia de Órgano de Marchena, la única existente en España. El coro, cerrado con una espléndida rejería, fue construido con maderas de gran calidad como el cedro o el ciprés y la sillería destaca por sus tallados y relieves.

Pasemos a la sacristía. Aquí admiramos una colección de lienzos del genial pintor Zurbarán, dos de los cuales, la Inmaculada y el Cristo Crucificado alcanzaron renombre internacional en la década de los 80 en las exposiciones de Nueva York, París y Holanda.
Y no podemos abandonar la parroquia sin visitar el Museo de Platería y Ornamentos. En el interior de las vitrinas hayamos, entre otras, piezas tan importantes como la Custodia Procesional del prestigioso platero Francisco de Alfaro. Aún nos queda mucho por ver en la parroquia de San Juan, pero no importa. Volveremos otro día.

Seguimos paseando hasta la Plaza Ducal. Nos recuerda mucho a la Plaza de la Corredera de Córdoba. Lugar emblemático de Marchena, ha vivido remodelaciones desde el siglo XVI, adquiriendo su configuración actual en el XVIII cuando se construyeron las nuevas Casas Capitulares. Durante siglos en este lugar se han celebrado fiestas religiosas, torneos, corridas de toros…

Ahora estamos en el emblemático Convento de San Agustín, edificio que esperó un siglo para ser consagrado tras muchos avatares. En la provincia no existe un edificio similar: los conventos madrileños y sevillanos funden sus estilos para dar cobijo al Señor de Marchena Don Manuel Ponce de León, hombre fundamental en las reformas urbanísticas de la villa, que tal y como dejó escrito en su testamento, reposa en el presbiterio. Haz una pausa en el claustro porticado y admira el patio con sus dos magníficos brocales de pozos para extraer agua del aljibe.

Proseguimos nuestra ruta. Hacemos parada en el Convento de Santa María, donde podemos maravillarnos con sus dos patios con claustro y el retablo mayor, magnífico exponente del barroco.

En el extramuro, cerca de la Puerta de Osuna, nos topamos con el Convento de San Andrés de monjas mercedarias de clausura en cuyo interior encontramos una pintura del artista Bartolomé Esteban Murillo, entre otras piezas de gran interés artístico.

Aún nos quedan por admirar varias muestras más del pródigo barroco civil y religioso de Marchena. Tendremos que regresar de nuevo. Visita Marchena, en la provincia de Sevilla, cautivará tus sentidos.

Para más información puedes visitar la web del Ayuntamiento de Marchena http://www.marchena.es/

La Oficina de Turismo de Marchena está en pleno centro histórico en calle Las Torres, 48.

Teléfono 955 321 010 ext. 175

Email: turismo@marchena.org

Web: http://www.turismodemarchena.org/ 

.

En la imagen principal, fachada de la Parroquia de San Juan Bautista. En la galería de imágenes: Convento de san Andrés, Convento de Santa María, panorámica de la ciudad de Marchena, Museo Zurbarán, uno de los órganos de San Juan Bautista, Convento de San Agustín y retablo mayor y nave lateral de la Parroquia de San Juan. 

Artículos Relacionados

Sobre Nosotros

Avenida Cristina Hoyos, número 12 Tomares Sevilla 41940 España
+34 611 097 995
info@principiacreativa.com
www.salporsevilla.es

Sólo para tus ojos